Todo sobre el Google Nexus One

Jan 6th, 2010 | Posted by | Filed under Google

Ya está aquí, y ya no hay razón para esconderlo. Ya hemos visto un adelanto sobre el teléfono móvil de Google, pero estando a sólo un día de la apertura oficial del CES 2010, la red ha explotado, casi literalmente, después de su anuncio oficial. El Nexus One de Google es el gran tema de conversación en estas últimas horas, con una oleada de nuevas imágenes, especificaciones completas, precios, planes, y muchos otros detalles. Para muchos, el Nexus One se presenta como el “teléfono móvil Android definitivo”, y después de absorber la información disponible en la red es posible compartir esa idea, aunque como suele suceder con todo dispositivo nuevo, no se encuentra libre de defectos. Se acabó la espera: Google ha lanzado su teléfono, y planea dar pelea con él. Veamos qué es lo que tiene este nuevo móvil.

Suficiente acción hubo cuando Android fue lanzado al mercado a través del móvil G1 fabricado por HTC. Todos esperábamos con ansias la reacción del mercado ante la nueva presencia de Google entre los teléfonos móviles, pero a decir verdad, su recepción fue más fría de la esperada. Olvidemos por un momento el espantoso diseño del G1 (que se parece a un primo lejano de un tricorder), y concentrémonos en Android. Al principio, algunos consideraban la posibilidad de que Android fuera adaptado para funcionar en casi cualquier móvil existente, debido a los beneficios de su arquitectura abierta. Sin embargo, recién en estos últimos tiempos hemos visto una aceptación más amplia de Android, comenzando por Motorola con su Droid (también conocido como Milestone en otras partes del globo), al utilizar la versión 2.0 del sistema operativo. Otros móviles han sabido recibir a Android en sus entrañas, pero los resultados fueron demasiado erráticos (hay menos de treinta dispositivos utilizando Android oficialmente hasta la fecha, incluyendo a aquellos que no son móviles). En otras palabras, la idea de que Google hiciera su propio teléfono para su propio sistema operativo ya no tenía nada de descabellada. Después de todo, Apple hace exactamente eso, y sólo hay que mirar la situación actual del iPhone para comprender el éxito de esta estrategia.

Con ustedes, el Nexus One


Así es como Google unió fuerzas una vez más con HTC, quien a pesar de todo ha demostrado ser un sólido fabricante de hardware móvil, para darle forma al Nexus One. Su apariencia causa una buena primera impresión, lo cual indica que Google ha sabido interpretar las señales de otros dispositivos móviles (como por ejemplo el iPhone), y comprendido la importancia de este factor en un teléfono móvil. Google no podía darse el lujo de equivocarse en este punto. La estética del iPhone es imposible de cuestionar, y aunque el Nexus One no provocará desmayos entre sus usuarios, se puede decir que ha adoptado correctamente algunas líneas tanto del iPhone como del Palm Pre. No es un teléfono desagradable a la vista, y eso no es algo malo.

Su apariencia no está nada mal

Se especuló bastante sobre sus especificaciones técnicas, pero con el anuncio oficial, todas las dudas y todos los rumores han quedado disipados. El Nexus One cuenta con una pantalla AMOLED de 3.7 pulgadas, que puede mostrar una resolución máxima de 800 por 480 píxeles, algo que debería garantizar una cómoda navegación web, pero los primeros análisis indican que la resolución efectiva se encuentra algunos píxeles por debajo de ese valor. La relación de contraste es de 100.000 a 1, un valor que a pesar de tener como origen una fuente oficial, tomaremos un poco con pinzas. El margen de respuesta de la pantalla se ubica en un milisegundo, por lo que no debería haber “fantasmas” en la pantalla. La capacidad de brillo de la pantalla es muy buena, al igual que su contraste, colocándola un poco por encima de la pantalla del Droid. Sin embargo, un detalle a tener en cuenta es que será un poco difícil ver a la pantalla durante un día soleado. Muchos han reportado exactamente el mismo problema en el Motorola Droid, por lo que no deberíamos culpar del todo al Nexus One por esta limitación.

Sí, ambos móviles están encendidos, aunque no parezca

El Nexus One posee una cámara de fotos integrada con una capacidad máxima de cinco megapíxeles. Esto coloca al teléfono de Google dos megapíxeles por encima de la última versión del iPhone, y exactamente en el mismo nivel que el Motorola Droid. Por supuesto, la carrera de los megapíxeles ha dejado de tener sentido hace mucho, pero con esto se podría decir que los cinco megapíxeles se están convirtiendo en una “base” de resolución para teléfonos móviles con cámara. También cuenta con un zoom digital de 2x, un flash basado en tecnología LED, y la posibilidad de capturar vídeo con una resolución de 720 por 480 píxeles a veinte cuadros por segundo. En el pasado, HTC ha tenido algunos inconvenientes con la calidad de las imágenes en sus cámaras integradas, pero no parecen estar presentes en el Nexus One. Quienes tomen fotos con este móvil deberían obtener un resultado más que adecuado.

El procesador del Nexus One está anunciado como Qualcomm QSD 8250 con una velocidad de reloj de 1 Ghz, aunque lo conocemos mejor por su otro nombre, Snapdragon. Este procesador ha sido visto en netbooks y móviles, y hay múltiples anuncios que lo ubican en ordenadores de bajo costo próximos a salir. En comparación con los procesadores instalados en el iPhone y el Droid, el Snapdragon del Nexus One es muy rápido. El iPhone utiliza su procesador de forma reducida, alcanzando solamente 600 Mhz, mientras que el Droid también opera de la misma forma, con apenas 550 Mhz. La velocidad completa de 1 Ghz disponible en el Snapdragon le da al Nexus One una ventaja tangible en materia de respuesta y velocidad de procesamiento, aunque dichos detalles siempre quedan opacados frente a una optimización de software apropiada. Las capacidades del procesador son bien aprovechadas por la nueva versión de Android instalada en el Nexus One, algo que comentaremos más adelante. En cuanto al resto de la banda, los viejos conocidos: Bluetooth, brújula, acelerómetro, GPS, y hasta 32 GB de almacenamiento vía tarjeta microSD.

El Snapdragon de Qualcomm hace que el Nexus One sea muy rápido

El rendimiento de la batería suele ser un detalle crítico para esta clase de dispositivos, y el que se preste una especial atención a ello en el Nexus One no debería ser una sorpresa. En primer lugar, su procesador es mucho más poderoso de lo que vemos usualmente en un móvil. Y en segundo lugar, el Nexus One es compatible con multitasking, algo que si bien aumenta la funcionalidad del móvil, también afecta la duración de su batería. La unidad de 1400 mAH que viene con el Nexus One entrega, de acuerdo a su página oficial, veinte horas de reproducción de audio, siete de vídeo, cinco horas en Internet 3G, 6.5 horas en Internet Wi-Fi, siete horas en voz 3G, diez horas en voz 2G, y hasta 290 horas de tiempo de “stand-by”. Los números son similares a otros móviles, pero el Nexus One cuenta con una ventaja que probablemente sea una espina en el costado para los usuarios del iPhone: La batería es extraíble. En otras palabras, mientras que un usuario de iPhone necesita herramientas de la NASA para abrir su teléfono y reemplazar la batería por sí mismo, un usuario del Nexus One podrá llevar una de repuesto en el bolsillo ante una emergencia, una vez que los cargadores externos estén disponibles en el mercado, claro está. En lo personal, siempre estuve en contra de las baterías “encapsuladas”. El usuario debe tener control sobre la unidad de poder de sus dispositivos, y es agradable saber que dicho control es posible en el Nexus One.

Esta imagen confirma que la batería del Nexus One es extraíble

Hasta aquí tenemos un teléfono móvil sólido, aunque sin excesos ni nada que pueda ser considerado fuera de serie, pero si hay algo que se debe mencionar del Nexus One, es que tiene instalado la versión 2.1 del sistema operativo Android, nombre código “Eclair”. La versión 2.1 ha tenido varios cambios, la mayoría de ellos siendo estéticos. Se puede decir con toda seguridad que el menú de inicio fue completamente rediseñado. El “botón deslizante” fue pasado a retiro rápidamente, y ahora es posible ver toda una sección de inicio que comparte varios puntos en común con la interfaz del iPhone y del Palm Pre. Varios efectos 3D han sido incluídos, y uno de los detalles más comentados en materia visual es el de los fondos de pantalla interactivos. Tras escoger un fondo, el usuario puede tocar la pantalla y lograr un efecto, algo que prácticamente no tiene utilidad, pero que le da al Nexus One un punto extra en lo visual. La nueva Galería es excelente, con efectos que suavizan el desplazamiento de las imágenes, algo que probablemente tenga mucho que ver con la presencia del Snapdragon dentro del Nexus One. También está el reconocimiento de voz. El usuario puede dictar los mensajes SMS y dejar que su voz sea procesada por el servicio de reconocimiento de Google. Como siempre ha sucedido con esta clase de tecnología, el reconocimiento de voz está lejos de ser perfecto, pero sus errores han sido mínimos en comparación con otras implementaciones. Por último, la quimera del iPhone: Flash. La gente de Adobe se ha unido a Google y Qualcomm en la búsqueda de una versión Flash compatible con el Nexus One, y muy pronto sus usuarios podrán acceder a la versión 10.1, sobre la cual ya se ha visto una demostración muy interesante. En resumen, los cambios en Android 2.1 no son radicales, pero tienen una presencia lo suficientemente notable como para reconocer que Google ha tenido en cuenta todos los reclamos y quejas hechas sobre Android en materia de interfaz.

[youtube=http://www.youtube.com/watch?v=vlWOocHwcLo]

Ahora, ¿qué podemos decir con exactitud que tenga de malo el Nexus One? Veamos: ¿Enlazado de banda ancha, también conocido como “tethering”? Ausente, no tanto por el lado técnico, sino por el lado comercial. Aparentemente, cuando los proveedores de Internet deciden ejercer algo de presión, el tethering es lo primero que ve el hacha. ¿Qué más? ¿Multi-touch? Inexistente. Algo en verdad inconcebible para un teléfono móvil del año 2010, pero es así. No hay ninguna clase de soporte multi-touch, más allá de que el software y el hardware se encuentren a la altura de las circunstancias, así que si en algún momento te encuentras operando al Nexus One como si fuera una calculadora, no te sorprendas por ello. ¿Capacidad para instalar aplicaciones? Créase o no, Android todavía sigue limitado a una partición de 512 MB, cuando se tiene el potencial para acceder a decenas de gigabytes con la ayuda de una tarjeta microSD. Es una limitación que ha fastidiado mucho a los usuarios de Android, y es una pena que siga presente en el Nexus One. El “trackball” presente en el móvil puede ser una opción novedosa como interfaz, pero lo cierto es que no son tantas las ocasiones para utilizarlo dentro de Android. Y las limitaciones en materia de soporte 3G son considerables. Un usuario puede adquirir el Nexus One y utilizarlo bajo la red T-Mobile, o comprarlo libre y colocar su propia línea, pero citando un ejemplo, la señal 3G de AT&T no estará disponible en el Nexus One. Esto obviamente se basa en redes de los Estados Unidos, pero es probable que existan limitaciones similares en el resto del mundo.

El nuevo menú de inicio obtuvo muchas mejoras, pero hasta el momento, el trackball se utiliza en ocasiones contadas

El precio del Nexus One es de 529 dólares sin ningún servicio asociado, pero aquellos que adquieran una línea con dos años de contrato a través de T-Mobile, podrán obtenerlo por solamente 179 dólares. Se espera que Verizon pueda contar pronto con el Nexus One entre sus filas, y actualmente hay restricciones sobre en qué países está disponible el teléfono. ¿Es el Nexus One el “superteléfono” del que se habló hasta ahora? La sensación es que no. El iPhone es uno de los líderes del mercado por muy buenas razones, y el Droid de Motorola tiene muchos puntos positivos. Aún así, hay que reconocer que el Nexus One es uno de los mejores teléfonos basados en Android hasta la fecha, y probablemente se trate del “primero a considerar” por cualquier usuario que desee tener un teléfono con Android como sistema operativo. Esta vez, el juego es diferente. El hardware puede haber sido creado por HTC, pero es la maquinaria Google la que está detrás del Nexus One, tanto en software como en marketing y distribución. ¿Están listos en Mountain View para entrar en batalla? Con una opción como el Nexus One, es probable que lo estén.

Enlaces Nexus One: Haz clic aquí

Share
Comments are closed.